A VER, PREGUNTA: ¿UN GARAJE ES UN WATER?

A VER, PREGUNTA: ¿UN GARAJE ES UN WATER?

Tengo una plaza de garaje en la calle Martín Abanto nº 3 de Zaragoza, que es el vivo ejemplo de lo que pasa en el mundo. Entre la persiana y la acera hay un pasillo de unos 5 metros de profundidad. Muchas mañanas nos encontrábamos con la desagradable sorpresa de que alguien se había aliviado allí sus esfínteres. Como solución, la comunidad de propietarios acordamos cerrar ese espacio con una puerta mecánica. Aunque las sorpresas desagradables terminaron, aquí no se acabaron nuestros problemas. La puerta que colocamos, a menudo se estropea debido a que hay usuarios que empujan o golpean con sus coches a la misma con el consiguiente gasto. Y es que, la calle es muy estrecha y los coches grandes tienen que hacer maniobras para entrar. Los clásicos griegos decían: “Los dioses nos castigan atendiendo nuestras súplicas”. Aunque se me adelantaron un poco, yo he llegado a la misma conclusión gracias a mi garaje. Ahora lo veo claro y me pregunto, ¿quién nos hemos creído que somos nosotros, los opulentos propietarios, para privar a esa pobre gente de la necesidad de aliviar sus apretones en nuestro garaje?

¡Eh!

Venancio Rodríguez Sanz

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s